Los dichos de la ministra del medio ambiente, María Ignacia Benítez, acerca de los compromisos de Chile en Cambio Climático muestran a una persona con poco conocimiento no solo de la gravedad del problema a nivel mundial y sus consecuencias para Chile, sino que relativiza los compromisos que ha contraído Chile a nivel internacional desde la firma de la Conferencia en Río de las Naciones Unidas en Desarrollo Sustentable.

El Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, en sus siglas en inglés) a declarado en sus últimos informes que las consecuencias del incremento de la temperatura como resultado de los niveles actuales de carbono (que llegó a los 400 ppm este viernes 10 de Mayo, según informa NOAA, USA), ya no son solo riesgosas para los ecosistemas naturales, sino que también presentan un serio riesgo para grandes ciudades y asentamientos urbanos y para la disponibilidad de medios de producción de la economía.

Chile no esta al margen de este problema, por el contrario algunos estudios muestran que el calentamiento global traerá serios cambios en los patrones de temperatura en Chile, explicando una de las propuestas mas serias, que las bandas climáticas que existen longitudinalmente en Chile se desplazarían 500 kilómetros al sur. En términos concretos significara que el clima desértico del norte del país se moverá hacia la zona central, poniendo en serio peligro la disponibilidad de agua para la actividad minera. Asimismo, el clima típico de la zona central se transformara en un escenario de lo que ahora se ve en la cuarta región, con menores precipitaciones, con sequías mas prolongadas, lo que modificara en forma drástica varias formas de producción agrícola.

Por su parte, las regiones del centro sur se moverán lentamente hacia climas más secos y cálidos que los actuales, mientras que las regiones del extremo austral verán inviernos con menos nieve y más lluvias, lo que traerá como consecuencia serios cambios en la frecuencia de fenómenos como aluviones y tormentas.

Todo lo anterior traerá consigo problemas de disponibilidad de agua tanto para el consumo humano, como para actividades productivas básicas en Chile (minería y agricultura). Nada de esto parece ser conocido por la actual ministra del medio ambiente, que declara que la firma de reducción en la producción de gases efecto invernadero, respondería a "emociones del momento", y no a un compromiso serio de nuestro país para ayudar a controlar el posible drástico aumento en las temperaturas y las nefastas consecuencias sociales que traerían consigo.

Frente a esta falta de conocimiento, se hace evidente que las autoridades de nuestro país no solo no están conscientes de las profundas modificaciones que vendrán, sino que además no le dan importancia al tema ni a nivel de gobierno, ni a nivel de estado.

En Chile, históricamente no se le ha dado relevancia a los temas ambientales, principalmente porque las autoridades de entonces y ahora han mantenido una disputa artificial entre producción económica y protección del medio ambiente. ¿Por que esa dicotomía es artificial? porque el ambiente no es la protección de los animales silvestres o la flora. El medio ambiente es el lugar físico donde esta inserta la sociedad y donde se realizan las actividades económicas. ¿Como se entiende una ciudad que no tiene agua disponible para sus habitantes o una industria que no dispone de recursos naturales para sus materias primas? la interconexión entre sociedad, economía y medio ambiente es inalienable, simplemente las dos primeras no pueden existir sin la ultima. Es por ello que la dicotomía es falsa, es por ello la necesidad de que nuestras autoridades tomen cartas en el asunto.

¿Como terminar con esta falsa dicotomía en el discurso político? Y en particular, ¿Como podemos hacer llegar a las autoridades y representantes (especialmente en un año de elecciones) la necesidad de prepararnos como país para estas transformaciones climáticas que vienen en un futuro ya no distante?

No es un tema fácil, pero al parecer un primer paso seria pedir más seriedad a la hora de dar opiniones claramente desinformadas en  temas con aristas técnicas, que van mucho más allá del concepto de "protección de la naturaleza", sino que tienen graves implicancias sociales y económicas que marcaran la agenda de futuros gobiernos en el mediano plazo. Y la marcaran no de la mejor forma, debido a esta falta de voluntad política en ciertos sectores para admitir el problema.

Necesitamos una sociedad mas consciente de que su calidad de vida futura, y la de sus hijos, ya no solo dependerá de las oportunidades de movilidad social a través de la educación, o la redistribución del ingreso, sino que también de la disponibilidad futura de recursos naturales necesarios para el quehacer humano y la capacidad del planeta absorber nuestros desechos, como lo son los gases efecto invernadero que están generando el cambio climático.//

Nancy A. Sanhueza-Díaz, PhD.
Investigadora Asociada Chile 21.
Investigadora IFICC


Mas información en la web:
NOAA carbon dioxide data: http://www.esrl.noaa.gov/gmd/ccgg/trends/weekly.html
Scripps Institution of Oceanography carbon dioxide data: http://keelingcurve.ucsd.edu
NOAA’s Maua Loa Observatory: http://www.esrl.noaa.gov/gmd/obop/mlo
ANIMATION (carbon dioxide levels over 800,000 years): http://www.esrl.noaa.gov/gmd/ccgg/trends/history.html
IMAGES: http://www.esrl.noaa.gov/gmd/Photo_Gallery/Field_Sites/MLO
 
Desde el comienzo del fin de la naturaleza, ha comenzado tambíen el fin de la mayor parte de las amenazas externas que ésta presentaba, así se ponen en primer plano los llamados riesgo internos, que son resultado netamente de opciones y decisiones tomadas en el seno de la industria, la ciencia y la política. Lo anterior significa que cada temor que la sociedad nos produce ya no es producto de una naturaleza incontrolable, sino que es creado por decisiones tomadas por personas u organizaciones (o nosotros mismos), esto es, ya no le tememos a la naturaleza como tal, sino a lo que le hemos hecho a ella. De esta forma, los riesgos causantes de todos nuestros temores estallan en el centro de la cotidianeidad y son resultado de todos los esfuerzos para controlarlos.

Con todo lo anterior se proyecta una "Sociedad del Riesgo" (Ulrich Beck), que además se gatilla con el fin de la tradición, esta última es reemplazada con una modernidad e individualidad masivas y que se dejan sentir en cada rincón social, lo que trae como consecuencia que el individuo deba armar su vida en lo privado y público como mejor crea conveniente, sin tener límites ni reglas morales que lo cuarten.

En este esquema se vislumbra un macrobjetivo de la sociaedad occidental, el bienestar, el nuevo sinónimo que se le ha dado a "la felicidad", búsqueda eterna del humano a través de toda su historia cultural.

En este modelo el bienestar es alcanzable a través de un solo camino: el desarrollo económico. Se proyecta así una eterna lucha por alcanzarlo en los países subdesarrollados o tercermundistas -como el nuestro-, y una mantención y perfección de éste en los países que ya lo alcanzaron, todo lo anterior, por supuesto, debe ser adquirido a cualquier costo.

En este punto muchos(as) se preguntarán ¿cuál es el problema?, alcanzar el bienestar para llegar a "ser felices" es un fin absolutamente válido y no tiene nada de malo. Y por supuesto no lo niego, no estoy -y pienso que nadie lo está- en contra de alcanzar el bienestar o lo que tenga su equivalente en otras culturas y sociedades, yo no digo nada del fondo, yo solo me quiero referir a la forma.

El modelo socio-económico actual de gran parte de los países de occidente y ya muchos de oriente, es a base de la explotación (y sobreexplotación) de los recurssos naturales, con una producción de desechos al límite de lo imaginable y con una responsabilidad nula acerca del destino y las consecuencias de éstos. O más bien no una "responsabilidad nula" sino la llamada "irresponsabilidad organizada", este término está referido a que industriales y economistas son los entes básicos que toman las decisiones riesgosas, basados en sus juicios y en la información que les entregan los científicos del caso, pero estas decisiones recaen en políticas de estado (la mayoría de las veces), o son tomadas según el menor costo que permita la ley, por lo que las consecuencias de estas decisiones riesgosas deben ser asumidas por lo políticos y administradores del estado, los que generalmente poseen escasa información sobre el tema en cuestión, y solo dan vagas explicaciones a la opinion pública; de este modo las responsabilidades de pierden en una compleja organización administrativa burocráica, a este conjunto de hechos se les llama "irresponsabilidad organizada".

Para aclarar estos dos puntos un poco mejor (sobreexplotación de los recursos naturales y producción de desechos), hablaremos en un primer lugar y en forma más extensa acerca de la sobreexplotación de los recursos naturales.

A través de toda la historia de la humanidad, se ha sobrevivido a base de la extracción de materias primas de su medio. Esta extracción desde siempre (aunque con algunas pocas excepciones) se realizó bajo la creencia ciega de la pertenencia de la naturaleza a loa humanos -más específicamente al hombre (varon)-, sin verse estos últimos, parte de un único y complejo sistema global. Esta creencia se vió reforzada y estimulada por la aparición de religiones que colocaban a la humanidad como depositaria de una naturaleza que había sido creada para ella por sus dioses. De esta manera, al avanzar las sociedades en el tiempo, devoraban (poco a poco al comienzo y con una inucitada velocidad en nustros días), los recursos naturales que por ignorancia (o simplemente desproecupación), pensaban eran inagotables, y muchos de los cuales ya han desaparecido y otros ya están en vías de una inexorable extinción.

En un segundo punto debemos analizar la desbordante producción de desechos y contaminantes que es provocado por el actual modeo socio-económico. La fuente de energía utilizada en forma casi universal por la sociedad es el petróleo y sus derivados, éste es codiciado por su fácil extracción y aplicación barata (no debe "producirse", sólo se extrae), además de fácil transporte, aunque a todas luces sea el menos indicado, por su acción altamente contaminante (en cualquiera de los usos que se le da), siendo el mayor responsable del exceso de polución en las ciudades y el más desastroso productor de las altas concentraciones atmosféricas de CO2 que han producido el efecto invernadero y el consecuente cambio climático.

De esta forma es fácil apreciar la nula prioridad que tienen fuentes de energía inagotables o renovables (ha diferencia del petróleo que se ha calculado su término en los próximos 80 años, si se sigue extrayendo a la actual tasa) y no contaminantes como pueden ser energía eólica (implementada ya cómo único avastecimiento de luz en un pueblo chileno), o la energía solar (también implementada en Chile en forma individual). Todo lo anterior sin contar la escasa reciclabilidad que tiene la masa de desechos industriales y basura urbana que producen nustras ciudades, (a pesar de que bajo ciertas conductas mínimas podría recuperarse hasta más de un 40% de nuestra basura diaria, esto no se realiza por lo "caro" que resulta para el Estado instaurar planes educacionales y de gestión orientados en esta materia).

Con todo lo anterior, se podría pensar en una visión apocalíptica del destino de la especie humana sobre el planeta tierra, pero no, no se me mal entienda, no creo que en los próximos 100 años se extinguirá la humanidad sobre la faz del planeta (por falta de alimentos, falta de energía o una guerra nuclear), solo propongo que en los próximos 100 años la mayor parte de los recursos naturales que hoy están sobreexplotandose a una tasa voráz, se acabarán y que la ignominiosa cantidad de contaminación y desechos de todo tipo que recibe nuestro medioambiente saturará de sobremenera su capacidad de autolimpieza y regeneración. Pero, a pesar de todo, esto no será un cataclismo, de hecho es probable que gracias a la increíble capacidad de adaptación de la especie humana, ésta sobrevivirá airosa, pero aunque pareciera que se manejan cada uno y todos los factores de riesgo, es solo una ilusión...

 
El proyecto Minero Catanave, que plantea la necesidad de posesicionarse dentro del Parque Nacional Lauca (Región de Arica y Parinacota, Chile), lo que involucraria la destrucción del Ecosistema. Me lleva a la reflexion de la tendencia mundial de como se estan desafectando parques y reservas con el fin de obtener petroleo, gas o minerales.

El futuro no se presenta mucho mejor debido a que este tipo de recursos naturales no renovables estan disminuyendo a una alta taza. Es por ello que la intensificacion de su extraccion solo involucrara la destruccion de las ultimas areas pristinas del planeta. Es de esperar que la perdida no se de la mayor, que las tecnologias usadas sean las optimas y que por favor, haya voluntad de hacer las cosas bien. El menos asi, sino estaremos salvando todas las especies animales y vegetales, al menos podemos mantener a los ecosistemas suficientemente poco-intervenidos como para que puedan seguir produciendo los servicios ecosistemicos que tan importantes son para la mantencion de la vida en la tierra.

 
El conflicto de la termoelectrica que se propone contruir en las cercanias de Isla Choros revive viejos pero no menos actuales temas acerca de las fuentes de energia que queremos para nuestro pais. Ya en el gobierno de Ricardo Lagos se hablaba de la necesidad de diversificar la matriz energetica, ya que basandonos solo en petroleo importado el pais tiene una dependencia que pone en peligro nuestra economia en el largo plazo. En esos momentos, cuando algunas voces se levantan y se habla de las hidroelectricas y las termoelectricas como LAS fuentes de energia que nos independizan y nos permiten continuar el tan deseado crecimiento economico del pais, es que se hace necesario hablar del tema mas en profundidad y proponer la necesaria diversificacion para parar la dependencia de Chile sobre la produccion de otras naciones.

Por otro lado, como bien se planteo en el gobierno de Michelle Bachelet las hidroelectricas tiene el grave dano ecologico de inundar valles enteros y dejar a mucha gente sin sus tierras familiares y ancestrales.

Fue en ese momento del debate que se propuso la idea de reevaluar las centrales nucleares, pero se alzaron grupos que mas que ambientalistas eran gente de juicio: desarrollar centrales nucleares en un pais tan sismico como Chile no solo supone poner en riesgo a la poblacion del sector donde estos se contruirian sino ademas se pone en riego al pais y la region completa. El terremoto de febrero recien pasado fue un recordatorio mas que Chile debe mantenerse alejado de esa posibilidad. Finalmente, el empresariado, ya cansado de tanta complicacion a la hora de desarrollar proyectos energeticos, propuso esta central termoelectrica a carbon en el norte de la cuarta region. Las centrales termoelectricas a carbon, que es una de las principales fuentes de electricidad en Estados Unidos, se destacan por ser muy contaminantes y tener tecnologia de hace mas de 50 anios.

Lo extranio es que hasta ahora en el debate no se ha mencionado las inmensas capacidades quee tiene Chile de desarrollar proyectos Geotermicos, Eolicos y Solares en el norte del pais, que es justamente donde esta termoelectrica abastecera de electricidad al pais. Aunque un proyecto geotermico, eolico o solar tiene un alto costo de entrada, los costos fijos a largo plazo son muy bajos comparados con las centrales termoelectricas de cualquier tipo, y es en este punto que el lector comienza a darse cuenta que este y otros proyectos no son un problema de crecimiento economico versus medio ambiente, sino mas bien un asunto de voluntades politicas en el desarrollo de politicas energeticas con miras a las futuras generaciones que aunque un poco mas caras en el corto plazo traen millones de dolares en beneficios si se toman en cuenta el valor ecologico y los servicios ecosistemicos producidos en Isla Choros.

 
Some people argue that the worst environmental problem is the Climate Change, or Global Warming, others that is the lost in Biodiversity, and others that is the Fresh Water scarcity. However, at this point most of the people are not thinking about pollution, erosion, deforestation… the question of which one of all of them is the more damaging raise. And answer is no easy.

In my point of view each one of the problem named before: Climate Change, lost in Biodiversity, Fresh water scarcity, Pollution, Deforestation are consequences of mainly 2 causes: population growth, economic growth. And that 2 causes are rooted in one external factor: the lack of awareness.

Climate Change is caused by the release of gases that yield to greenhouse effect, but this gases are produced by the industry, mediated by the consumption of a growing population with growing wants, and they are produced also by the behavior of each individual in every choice she or he takes.

The lost in Biodiversity is a clear consequence of the change in land use which brings us to the industry again – agriculture in this case, to produce more food for a growing population. Lost in Biodiversity is caused also for the deforestation which has the same base, deforest in order to have more land so we can produce more food.

Fresh water scarcity, on the other hand is due to the over use for industry, the reduce in its amount due to global warming, and the reduce in its availability due to pollution. So one more time we come back to economic growth (industry, production, consumption) and population growth: the water is reduced because the same amount is needed to be share in many more than before.

With Pollution the issue is pretty clear, pollution is due to industry and production and bring us to economic growth one more time, however, through the consumption is due to a population growth too. If there are many less people to supply then the production will reduce and  pollution with it.

Of course, one important point is missing: if there were enough awareness of the problems, we can try to stop climate change, reduce the change in land use and not lose more biodiversity, use water more efficient and make it available were is needed and use more technologies in order to reduce pollution. But if we really were aware of the situation we are living in, we simple control the world population growth and stop the economic growth and change it for economic development. There is enough wealthy in the world now to make a pretty good life for everyone if we don’t have this huge gap between the richest and the poorest.

 
The ecosystems have composition, structure and function. The functions produced by the ecosystems support life in earth and also offer ecosystem services –for humans– which support social and economics subsystems.
Ecosystems in current times are the most important units of ecological studies on earth. This is because a growing pressure over them from human as becoming increasingly dangerous, not only for the nature in itself, but also for human society.
The threats over ecosystem services go from small communities subsistence land use until global scale carbon sequestration or fisheries. These threats are continuous and are putting the human as the center of the causes and also the element in which the most of the changes will notice.
Ecosystem services are not value adequate by the markets mainly because they are in the category of public goods. Also too many of them have serious damages due to negative externalities no internalized in the production.
The adequate valuation of ecosystem services is necessary beyond the neoclassical concepts and tools of valuation. Indeed, it is needed beyond the economic valuation as an isolated activity; it is important paying attention to a reasonable assessment of the ecosystem services.
The Millennium Ecosystem Assessment project and The Economics of Biodiversity and Ecosystem project propone holistic methodologies for the assessment and valuation of ecosystem services. This is made with the objective of intervene in public policies for restoration, maintaining and recovering ecosystem services over time.

Follow @Nancy_Sanhueza