Los dichos de la ministra del medio ambiente, María Ignacia Benítez, acerca de los compromisos de Chile en Cambio Climático muestran a una persona con poco conocimiento no solo de la gravedad del problema a nivel mundial y sus consecuencias para Chile, sino que relativiza los compromisos que ha contraído Chile a nivel internacional desde la firma de la Conferencia en Río de las Naciones Unidas en Desarrollo Sustentable.

El Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, en sus siglas en inglés) a declarado en sus últimos informes que las consecuencias del incremento de la temperatura como resultado de los niveles actuales de carbono (que llegó a los 400 ppm este viernes 10 de Mayo, según informa NOAA, USA), ya no son solo riesgosas para los ecosistemas naturales, sino que también presentan un serio riesgo para grandes ciudades y asentamientos urbanos y para la disponibilidad de medios de producción de la economía.

Chile no esta al margen de este problema, por el contrario algunos estudios muestran que el calentamiento global traerá serios cambios en los patrones de temperatura en Chile, explicando una de las propuestas mas serias, que las bandas climáticas que existen longitudinalmente en Chile se desplazarían 500 kilómetros al sur. En términos concretos significara que el clima desértico del norte del país se moverá hacia la zona central, poniendo en serio peligro la disponibilidad de agua para la actividad minera. Asimismo, el clima típico de la zona central se transformara en un escenario de lo que ahora se ve en la cuarta región, con menores precipitaciones, con sequías mas prolongadas, lo que modificara en forma drástica varias formas de producción agrícola.

Por su parte, las regiones del centro sur se moverán lentamente hacia climas más secos y cálidos que los actuales, mientras que las regiones del extremo austral verán inviernos con menos nieve y más lluvias, lo que traerá como consecuencia serios cambios en la frecuencia de fenómenos como aluviones y tormentas.

Todo lo anterior traerá consigo problemas de disponibilidad de agua tanto para el consumo humano, como para actividades productivas básicas en Chile (minería y agricultura). Nada de esto parece ser conocido por la actual ministra del medio ambiente, que declara que la firma de reducción en la producción de gases efecto invernadero, respondería a "emociones del momento", y no a un compromiso serio de nuestro país para ayudar a controlar el posible drástico aumento en las temperaturas y las nefastas consecuencias sociales que traerían consigo.

Frente a esta falta de conocimiento, se hace evidente que las autoridades de nuestro país no solo no están conscientes de las profundas modificaciones que vendrán, sino que además no le dan importancia al tema ni a nivel de gobierno, ni a nivel de estado.

En Chile, históricamente no se le ha dado relevancia a los temas ambientales, principalmente porque las autoridades de entonces y ahora han mantenido una disputa artificial entre producción económica y protección del medio ambiente. ¿Por que esa dicotomía es artificial? porque el ambiente no es la protección de los animales silvestres o la flora. El medio ambiente es el lugar físico donde esta inserta la sociedad y donde se realizan las actividades económicas. ¿Como se entiende una ciudad que no tiene agua disponible para sus habitantes o una industria que no dispone de recursos naturales para sus materias primas? la interconexión entre sociedad, economía y medio ambiente es inalienable, simplemente las dos primeras no pueden existir sin la ultima. Es por ello que la dicotomía es falsa, es por ello la necesidad de que nuestras autoridades tomen cartas en el asunto.

¿Como terminar con esta falsa dicotomía en el discurso político? Y en particular, ¿Como podemos hacer llegar a las autoridades y representantes (especialmente en un año de elecciones) la necesidad de prepararnos como país para estas transformaciones climáticas que vienen en un futuro ya no distante?

No es un tema fácil, pero al parecer un primer paso seria pedir más seriedad a la hora de dar opiniones claramente desinformadas en  temas con aristas técnicas, que van mucho más allá del concepto de "protección de la naturaleza", sino que tienen graves implicancias sociales y económicas que marcaran la agenda de futuros gobiernos en el mediano plazo. Y la marcaran no de la mejor forma, debido a esta falta de voluntad política en ciertos sectores para admitir el problema.

Necesitamos una sociedad mas consciente de que su calidad de vida futura, y la de sus hijos, ya no solo dependerá de las oportunidades de movilidad social a través de la educación, o la redistribución del ingreso, sino que también de la disponibilidad futura de recursos naturales necesarios para el quehacer humano y la capacidad del planeta absorber nuestros desechos, como lo son los gases efecto invernadero que están generando el cambio climático.//

Nancy A. Sanhueza-Díaz, PhD.
Investigadora Asociada Chile 21.
Investigadora IFICC


Mas información en la web:
NOAA carbon dioxide data: http://www.esrl.noaa.gov/gmd/ccgg/trends/weekly.html
Scripps Institution of Oceanography carbon dioxide data: http://keelingcurve.ucsd.edu
NOAA’s Maua Loa Observatory: http://www.esrl.noaa.gov/gmd/obop/mlo
ANIMATION (carbon dioxide levels over 800,000 years): http://www.esrl.noaa.gov/gmd/ccgg/trends/history.html
IMAGES: http://www.esrl.noaa.gov/gmd/Photo_Gallery/Field_Sites/MLO
 


Comments


Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply


Follow @Nancy_Sanhueza